Hoja de ruta noviembre y diciembre 2017

OEI. 21/12/2017
Tamaño del texto+-

Este relatorio de la “Hoja de Ruta OEI/ES” resume los procesos continuados de esta oficina en noviembre y parte de diciembre 2017. El año cierra con datos que desafían al sistema educativo nacional en cuanto a deserción escolar que, aunque a la baja porcentualmente con más de 17000 desertores, es sensible por las causas estructurales que causan la migración forzada y la violencia que asedia el ámbito escolar; por la pobreza prevaleciente que en zonas desfavorecidas es endémica y por la criminalidad que registra varios asesinatos de escolares y de maestras y maestros en todo el país. Todo este esquema es donde movemos el programa emblemático del derecho a la alfabetización que llegó a sumar 85 municipios “libres de analfabetismo”: un enorme esfuerzo continuado desde 2009. A partir del 25 de noviembre, el señor Presidente, con enérgico mensaje renueva el llamado a la Nación a cumplir la meta comprometida ante la firma de los ODS/ONU en septiembre 2015. La plataforma de declaratorias se cumplió desde finales de noviembre hasta antes de ayer, 19 de diciembre cuando nuestro equipo especial acompañó al Ministro y Vice Ministro MINED en varios municipios del país. Este proceso es relevante ya que OEI es llamada a ser parte de la conducción del renovado plan nacional para 2018, a propuesta del señor Presidente Salvador Sánchez Cerén.

Y es así como a su planteamiento de motivar a la juventud – desde junio 2014 -, a emprendimientos por empresas y negocios juveniles en centros escolares y zonas deprimidas acompañamos la entrega de “capital semilla” para la juventud escolar agrupada en 52 iniciativas comerciales, tecnológicas y de servicio que apuntan al desarrollo productivo con alto grado de factibilidad. Junto al señor Presidente, el 8 de diciembre en ceremonia masiva y abierta a más de 600 personas de todo el país, dirigimos nuestro mensaje a “JovenES con TODO”, a fin de proveerle a la juventud escolar herramientas de capital para su propia y auténtica superación en sus derechos humanos y sociales por más de medio millón de dólares, provenientes del “fondo extraordinario para la seguridad”.

Este esquema nacional complementa lo que nuestro Secretario General denominó la “transformación del entorno escolar para la prevención de la violencia” que, en primera fase completamos el 23 de noviembre en diez centros educativos ubicados en la periferia más agraviada a la vida escolar dentro de la capital salvadoreña. En el centro educativo “Jorge Lardé y Larín” clausuramos lo hecho en 18 meses ininterrumpidos y constatamos que el reto básico del programa está en dinamizar de inmediato los mecanismos de diálogo rotos dentro de la misma escuela por la desconfianza que genera la violencia. La juventud escolar ni sus comunidades se conformarán con declaraciones o discursos sino más que todo en verdaderos procesos y condiciones sostenibles que les muestren mejoría creíble y verificable con la defensa del derecho a la vida y a la educación por toda la vida.

En fin, la dinamización del derecho a la alfabetización y de la educación técnica y profesional; la propia sobre derechos humanos dentro del magisterio nacional y en sus comunidades; así como la motivación a la juventud a que se apropien de su misma educación desafiando la poca calidad de la democracia, es una tarea de primer orden que no se quedará solo en discursos ni declaraciones de esta oficina, sino más bien, hay un compromiso que debemos cumplir para compartir lo mejor de nuestra construcción existencial. El premio iberoamericano logrado el 1 de diciembre en Cartagena y los avances de la UES en línea y a distancia en todo el país, con menos de dos años de su puesta en marcha, nos indican que vamos por ese rumbo con características de certidumbre y de consistencia con las metas 2021.

Al cerrar la oficina por el año laborado en 2017, deseamos que tengan un momento en que se haga patente la pascua de Navidad como la más pura fiesta del espíritu, por delante del bombardeo comercial que cada vez más paraliza los mejores sentimientos. Enfatizar en el misterio de la fecundidad que se reparte hasta en los espacios y hogares más humildes, se refleja en cada niña o niño que sueña con un mundo mejor. La serenidad navideña es el insumo más esperanzador para desearles que el año 2018 sea de auténtico progreso humano.

Descargar