Hoja de ruta marzo 2018

OEI. 25/04/2018
Tamaño del texto+-

Cuando se trata el desafío del analfabetismo una de las cuestiones que surgen de inmediato es que si es un problema de política pública o una deuda nacional con los derechos de la gente más relegada de nuestra sociedad. Tan grave atraso secular hoy lo asume y lo ha aclarado el Presidente de la República, D. Salvador Sánchez Cerén – el mandatario maestro -, y nos exige aprehender de este hecho social que es notorio, injusto y degradante hasta la saciedad. El presidente en su exhortación porque “El Salvador alfabetizado es posible”, asegura que solo la efectiva planificación del desarrollo operativo del derecho a la alfabetización puede conducir a las metas de la superación de los más de 260,000 personas menoscabadas en su dignidad. La Organización de Estados Iberoamericanos en El Salvador, está en esa función educativa mostrando resultados que son cada vez más habilitantes al tener en cuenta que dos departamentos de los siete que nos ha confiado el MINED abren la lista corta para declararlos libres de analfabetismo. Junto a otras entidades y guiados por la exhortación presidencial, significa que por primera vez se declararían tres departamentos que completan el derecho a la alfabetización, cuestión que no se ha logrado en la historia de la educación salvadoreña. Pero falta mucho para conseguir la meta presidencial. En este sentido de atención humanitaria hay que tomar decisiones administrativas, alentar con fuerza el voluntariado juvenil, preservarlos ante cualquier inseguridad, adoptar medidas estructurales y hacer que la escuela sea la casa natural de la alfabetización en El Salvador. El MINED debe declarar jornadas especiales, jornadas periódicas, jornadas regulares en las que todo el sistema educativo y el talento juvenil sean fuerza energética que hagan posible liberar de la esclavitud analfabeta al país, en todas sus dimensiones y niveles. En ese orden estratégico OEI participó en ferias de alfabetización en el departamento de Cuscatlán. Así también en jornadas formativas, reuniones con directores de centros educativos públicos y privados del departamento de La Paz y en el lanzamiento nacional de los círculos de estudio del Programa Nacional de Alfabetización en San Luis Talpa junto a la Academia Nacional de Seguridad Publica. Este esquema es parte principal del compromiso OEI con la dinámica educativa del MINED para realmente superar este fenómeno e ignominia que tiene a merced de mucha gente por la injusta correlación educativa que afecta a los más pobres en El Salvador.

Por otra parte, también durante marzo dentro del programa de trasformación del entorno escolar y erradicación de la violencia, se ha insistido en la gestión del diálogo en los once centros escolares y educativos que nos han confiado del MINED. Hay que anotar que nuestra directora del Programa de Apoyo al MINED ha llevado a cabo varias jornadas formativas de gestión del dialogo en los centros escolares “Francisco Morazán”, “Jorge Lardé Larín” y el centro “Confederación Suiza” dentro del área periférica de San Salvador. Se han forjado ejercicios propios de alertas tempranas, pero fundamentalmente enfocados a la gestión del dialogo en atención a conflictos familiares, escolares y de derechos que entrañan dramas muy sensibles. Las circunstancias actuales del país hacen que la función educadora esté expuesta a muchos riesgos y trastornos socio humanitarios. Es una serie de retrancas que emanan de la inseguridad que anda desatada hasta en la zona de escolarización primaria. Mucha gran cantidad de centros educativos sufren los efectos que acarrea corregir a fondo las distorsiones y hacer un esfuerzo notorio e inaplazable, para que la convivencia pacífica corresponda precisamente a la dignidad humana y sea verdaderamente una sanidad estructural escolarizada. No es nada fácil en las imperantes circunstancias apalancar las distorsiones a través del dialogo que es esa mecanización virtuosa por excelencia que tanta falta nos hace ante la conflictividad destructora de la armonía educativa. Estamos haciendo todo lo posible desde las raíces para que de los centros educativos el esquema del dialogo racional sea un conductor de la vida de todos y del vivir comunitario en las escuelas y sus diversas manifestaciones. La situación es desafiante porque realmente es la conflictividad destructora la que está tocando directamente la vida escolar y durante este mes de marzo precisamente, lo que se padece es un argumento suficiente para impulsar la reconstrucción del diálogo que nos exigen los derechos humanos dentro de los centros educativos confiados por el Ministerio de Educación a OEI El Salvador en la periferia de la capital salvadoreña.

Durante dieciocho meses de trabajo intenso se ha analizado todo el perfil de situación de los centros educativos, el tipo de inseguridad, las franjas insolventes que afectan completamente la ruta escolar, y en este período precisamente la gestión del dialogo es un hecho, es realmente una gran opción realmente para la recuperación de los centros educativos, para impulsar una buena escala de valores y afincar el respeto a los derechos humanos en el sistema educativo. Al final, desde nuestra Secretaría General en Madrid, OEI felicita al gobierno de El Salvador, al señor Presidente D. Salvador Sánchez Cerén, al señor Ministro D. Carlos Canjura Linares, al Vice Ministro D. Francisco H. Castaneda, a la Vice Ministra D. Erlinda Handal Vega y a la Dirección del Programa Nacional de Alfabetización por el premio internacional de la World Literacy Foundation durante la 3ª Cumbre Mundial de la Alfabetización, que recibieron en la Universidad de Oxford, Reino Unido el 27 de marzo reciente. Congratulaciones muy sinceras.

Descargar