Hoja de Ruta Agosto 2017

OEI. 25/09/2017
Tamaño del texto+-

Al final de agosto 2017, precisamente el 30 de ese mes, en Buenos Aires, nos dieron la dolorosa nota por el fallecimiento del Sr. D. Franzy Hato Hasbún, ex ministro de educación y quien, junto a la ministra de Colombia y el del Uruguay, fue firmante del acuerdo de creación del Instituto de Educación en Derechos Humanos y Democracia de la OEI, en octubre de 2013 durante la asamblea general en Panamá. Carismático por su forma tan sencilla de acercarse al pueblo; versátil por su manera tan genuina de adecentar la política; el Comisionado y Secretario Hasbún fue uno de los tres personaje clave de la transición entre gobiernos de derecha a la izquierda durante la primera y segunda gestión del partido FMLN, ex guerrilla. En medio de una sociedad agotada, Hato Hasbún nunca relegó los problemas de las mayorías populares. Actuando como Secretario de Asuntos Estratégicos, Ministro de Educación, Comisionado Presidencial de Seguridad y Secretario de Gobernabilidad entre junio de 2009 y agosto de 2017, forjó el más amplio proceso de diálogo político, único y singular a 23 años de los acuerdos de paz. Así fue el creador de los consejos nacionales de seguridad y convivencia, del derecho a la educación y de sostenibilidad medio ambiental que los refrendó el Presidente Sánchez Cerén. Su muerte deja un enorme vacío político hoy cuando es aún más evidente la necesaria perdurabilidad de los procesos de diálogo y entendimiento ante el conjunto de demandas sociales y de necesidades educativas equivalentes a la dignidad para la población salvadoreña. Su legitimidad – la de Hato Hasbún -, ahora reposa en el sobresaliente reconocimiento nacional y en la unánime corroboración de tales cualidades personales por parte de sus seguidores, del partido al que perteneció y por parte de muchos de los adversarios a la ex guerrilla salvadoreña por la que Hato desplegó siempre su fórmula habitual y apreciada para el entendimiento y la humanización de la política. “Queremos un partido revolucionario y democrático que mire por los interés de todos, principalmente por los más pobres. No queremos prepotentes sino gente que negocia y escucha a los demás, reconoce sus errores y da soluciones aceptables”, nos decía. Que en paz descanse Hato Hasbún, entrañable amigo de la OEI y de nuestra Secretaría General.

A mitad del mes, el MINED nos amplió la cobertura del proyecto OEI en la “transformación del entorno escolar para la prevención de la violencia” a cinco centros educativos dentro de la periferia de San Salvador. Ahora son diez centros escolares a los que asisten más de 500 estudiantes en cada unidad y en zonas de alto riesgo para la comunidad educativa. Extendemos el enfoque OEI asociado a los criterios de la política de “convivencia” difundida por el MINED en el Plan “El Salvador Educado, por el derecho a la educación de calidad” dentro de zonas escolares priorizadas por el Plan “El Salvador Seguro”. En esta etapa, el proyecto nacional de OEI tiene en mira las realidades humanas y familiares, las económicas y sociales de centros educativos afectados por la violencia, con miras a darle energías e ilusiones al compromiso de hacer de la escuela el “piso y techo” de los derechos humanos a un mejor futuro.

El centenario del natalicio de Mons. Oscar Romero (15 de agosto de 2017) abrió la semana que OEI dedicó al encuentro internacional “Derecho a la Verdad y a la Educación en Derechos Humanos”, en homenaje que inició en San Salvador y recorrió Santiago de María y Suchitoto, entre el 16 y 19 de agosto recién pasado. Inaugurado por el Ministro de Educación y la Secretaria Nacional de Cultura, asistieron más de 900 personas en los tres escenarios muy bien organizados por nuestro personal junto al Obispado de Santiago de María y la Dirección Departamental del MINED en Cuscatlán. El seminario tuvo como invitados especiales a los dignatarios S.E.R Cardenal Gregorio Rosa Chávez, Obispo Auxiliar de San Salvador y a S.E.R. Cardenal José Luis Lacunza Maestrojuan, Obispo de David, provincia de Chiriquí, Panamá. Así también y con el apoyo especial de la Fundación SM, el Prof. Luis Aranguren dictó tres conferencias magistrales sobre el derecho a la educación en derechos humanos; y el Dr. Juan Hernández Pico SJ, enfocó la dimensión política de la fe desde los derechos de los pobres. La presentación del documental “El Desagravio” de los productores suizo italianos D. Gianni Beretta y Patrick Soegel, fue motivo de cine foro en las tres sedes, cerrando el ciclo en el Hospital “La Divina Providencia”, lugar donde asesinaron a Mons. Romero hace 37 años.

Y finalmente el Consejo Nacional de Educación (CONED) del cual OEI forma parte, conoció los compromisos y avances de las Direcciones Departamentales de Educación (DDE) de cara a la implementación del plan El Salvador Educado (PESE). Los compromisos de las DDE están alineados a las acciones priorizadas por cada uno de los desafíos del PESE, que fueron identificadas por la Comisión de Seguimiento y Articulación del CONED. Tal esquema configura el proceso de desarrollo y evaluación de las metas 2021 y del ODS4. El compromiso por parte de DDE es una condición fundamental para la implementación del PESE, ya que esto permite que el plan se traduzca en acciones concretas en el territorio, que progresivamente transformarán la calidad del sistema educativo en todo el país. En los avances presentados por las DDE se destaca la capacitación de 1051 Consejos Directivos Escolares (CDE) en temas de convivencia escolar, diversidad, inclusión y gobernabilidad; se han formado núcleos de expertos y especialistas en los 14 departamentos, de tal forma que estos asumen la tarea de replicar la formación a toda la planta docente nacional; se ha realizado una inversión de $24.3 millones que han permitido rehabilitar y reparara 487 centros escolares; 1794 centros escolares cuentan enlace a internet, entre otros alcances del plan nacional por el derecho a la educación de calidad y para toda la vida.

Descargar